domingo, 11 de enero de 2009

dopplerefekt

Por qué los coches de bomberos se ponen tristes cuando nos dejan atrás?




He aquí una animación, merecedora de un premio Torrance, o de un Belbebú de Iones (ambos premios ficticios) que explica el motivo de este curioso efecto, que nos puede sacar de un apuro en fiestas y barbacoas.



Y aquí, un ejemplo de cómo el efecto Doppler nos puede METER en un apuro en una fiesta o barbacoa.

2 increíbles aportaciones:

propofol dijo...

Sisisisisi, efecto doppler!
Ñiiiiiaaauuuuu...

DanDefensor dijo...

gracias, joder! nunca había comprendido tan rápido el efecto doppler.